Intereses “ver más allá de lo evidente!”

El dinero tiene un costo, ese costo es la rentabilidad y la rentabilidad se mide por los intereses, ya hablaremos más largo y pausado de algo que puede sonar extraño “el costo del dinero”.

Detrás del “dinero” existe variables que hemos ido identificando y debemos conocer, una es riesgo y otra es rentabilidad. Si pides dinero prestado deberás pagar a quien te presto dinero una rentabilidad acordada, si tu ahorras dinero recibirás un pago, en ambos casos esa rentabilidad escondida es conocida como “intereses”. Por eso debemos conocer cuál es el interés que recibimos y cuál es el interés que pagamos.

La tasa de interés para créditos de consumo puede variar entre 20% a 25% dependiendo del banco y principalmente del perfil de riesgo que usted represente para el banco, es así que mientras más riesgo usted represente mayor es el interés que le cobrarán, recuerde cuando vimos la dupla riesgo rentabilidad, aquí es lo mismo. La tasas de interés en tarjetas de crédito, financieras o tiendas por lo general son mayores a las de banco. Existe un máximo para la estos intereses y se conoce como Tasa de Máximo Convencional y ronda el 45%, ósea si usted pide $ 1.000 deberá pagar $ 1.450, aproximadamente la mitad de lo que compre. Esta tasa se encuentra en todos los contratos y la aplicarán si se atrasa en sus cuotas. Esta es la razón por la cual cuando tenemos una deuda impaga, esta crece y crece.

Puede conocer las tasas de créditos en cualquier banco, ellos deben publicar los intereses que cobran por créditos hipotecarios, de consumo, lo que ofrecen por cuentas de ahorro, depósitos a plazo, etc. esta información se conoce como tasas y comisiones de pizarra, ejemplo Banco de Chile.
Esta es una de las razones porque las tiendas tienen buenas oferta al pagar con tarjeta, además de transformarlo en su fan, quieren que sus cuotas crezcan y ojalá solo pague el mínimo y así cobrarle sobre toda su deuda. Por eso mi consejo es que vea siempre más allá de lo evidente.

Tasa Pizarra
Tasa pizarra del Banco de Chile

Cada vez que se vea en la necesidad de comprar a crédito, tenga presente cuánto le cobran de interés, y piense que a lo mejor podría llegar en condiciones buenas a pagar un cuarto del producto (25%) adicional por intereses y en condiciones malas por parte baja la mitad (TMC 45%). Cuando saque su tarjeta, mire al futuro y visualice. Ojo que no hemos hablado del interés compuesto, que ahí el efecto se multiplica porque los intereses se calcularán sobre todo lo que no pago (su cuota del mes, le suma de las atrasadas, los gastos de cobranzas, multas y a todo eso le aplica el interés de TMC), entonces en esas condiciones podría con una pequeña deuda llegar a cifras que ni se imagina.

Trate de generar un presupuesto y planifique, sino quiere armar planillas, sacar cálculos, ni nada, por lo menos piense que tan necesaria es la compra que piensa hacer con su tarjeta de crédito, priorice.

Ahorrar es mejorar su vida futura, para ello hemos sugerido usar su propio método de Pagarse Primero, verá en las pizarras del banco que por depósitos a plazo el interés que le pagarán será entorno al 4% o 7% anual y si lo compara con los intereses que se pagan por créditos verá lo peligroso que son las deudas y lo difícil que es ahorrar.

El ahorro y la deuda tienen un costo, los intereses

No toda deuda es mala, hay deudas que te pueden ayudar, las empresas funcionan con deuda y con patrimonio, una empresa puede endeudarse si sus proyectos son buenos, si está haciendo las cosas bien, las deudas le darán más margen de crecimiento. Tal como las empresas, usted puede hacer lo mismo, es decir, endeudarse para crecer. Una empresa que se endeuda para pagar su operación indica que no está bien, lo mismo le puede pasar a usted, pedir créditos para vivir sugiere que algo esta desajustado.

Un excelente simulador de créditos lo encontrará en la Superintendencia de Bancos e Instituciones financieras.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *